03
Mar

0

LA MOTIVACIÓN EN EL DEPORTE

Motivación: Son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

Desmotivación: Sentimiento de desesperanza ante los obstáculos, o como un estado de angustia y pérdida de entusiasmo, disposición o energía.

Uno de los temores del deportista (utilizaremos la palabra deportista enfocado tanto a nivel élite como amateur pasando por las personas que usan las instalaciones deportivas) es encontrar la motivación. P. ejem.: Un estudio de los expertos en psicología deportiva, R.Weinberg y D.Gold, afirma que el 50% de las personas que se acercan a un centro deportivo por primera vez no consiguen prolongar su estancia más allá de los seis meses, aunque todas ellas llegan con sus mejores propósitos…

MOTIVACIÓN

Tal vez uno de los puntos más difíciles para las personas es descubrir cómo motivarse, aunque motivarse uno mismo conlleva tener una gran fuerza mental.

Hoy en día asistimos a la presencia de figuras que se encargan de esa misión: psicólogos deportivos, entrenadores personales e incluso algún técnico de un club deportivo. Con el paso de los años estas figuras han logrado tener un peso específico entre los deportistas y se han ganado un puesto preferente en el escalón de los diferentes profesionales ligados al mundo del deporte.

Veamos un ejemplo que la mayoría de nosotros tenemos en nuestra mente: Rafael Nadal.

En una entrevista a su entrenador (y tío) Toni Nadal le preguntaban cuáles eran las claves del éxito de Rafa: “La humildad, el esfuerzo y su entusiasmo”. Es curioso que en ningún momento usa las palabras “condición física, derecha increíble, saque veloz…” sino que todas hacen referencia a condiciones “internas” de la persona, (Inner Game), y en eso han trabajado sus entrenadores desde que Rafa tenía 8 años. Una persona puede tener una fortaleza mental poderosa pero siempre necesitará de alguien que en los momentos de desmotivación, de bloqueo, etc… esté ahí para recordarle todos los valores/capacidades que posee.

¿Os habéis fijado en cuando un tenista desvía su mirada, antes de un punto, hacia la grada?, está buscando a su coach, a esa figura que con sólo mirarle, con un gesto (comunicación no verbal) le haga entender que puede lograr su objetivo, que está haciendo las cosas bien o que debe irse hacia arriba….

CLAVES PARA NO “DESMOTIVARSE”

Podemos encontrar algunas claves que nos ayudarán a no desistir en la consecución de nuestros objetivos:

Establecer objetivos reales: Ser conscientes de que en un período corto de tiempo no podemos lograr objetivos irreales, con constancia y perseverancia podremos, poco a poco, obtener mejoras que nos permitirán seguir avanzando hacia nuestro objetivo final. Disfrutar de los pequeños logros nos permitirá avanzar hacia otros más ambiciosos.

Registrar los progresos: Conforme vayamos avanzando en nuestro entrenamiento deberemos registrar las mejoras y avances.

Divertirse: Elegir una actividad que nos permita divertirnos, probar cosas diferentes y encontrar esa actividad que nos haga sentir a gusto con su realización.

Variedad: Las rutinas acaban cansando, así que ir cambiando de actividades e innovar nos mantendrá motivados.

Socializar la ejercitación: Contra el aburrimiento no hay nada mejor que hacer deporte acompañado además de poder ampliar el círculo de amistades.

Visualizar la meta que nos gustaría lograr: Preguntarnos, ¿cómo me sentiría si lograra el objetivo?

Como dijo Albert Einstein… “Si buscas resultados diferentes, ¿porqué haces siempre lo mismo?