01
Feb

0

AUTOESTIMA: !PORQUE YO LO VALGO!

El amor a uno mismo es el punto de partida del crecimiento de la persona que siente el valor de hacerse responsable de su propia existencia“. Victor Frankl

Podríamos decir que la primera emoción que recibe del exterior un bebé al nacer es el amor; podríamos decir, incluso, que durante los primeros años de vida es la emoción más recibida pero entonces, ¿por qué parte del camino se pierde la autoestima?

Asistimos impávidos ante la falta de autoestima generalizada que lleva a las personas a la pérdida de confianza en ellos mismos, a renunciar a sus sueños/metas/objetivos, a “ponerse en manos” de los demás para que dirijan sus vidas, a confiar su futuro en el azar, la suerte, el destino y mientras tanto pasan los años sin llegar los esperados resultados. Hemos dado por hecho que el amor a los demás es un acto egoísta en el cual, casi siempre, se busca obtener algo a cambio y eso es motivo de recelo, desconfianza hacia nuestros congéneres… La autoestima pasa por la obligatoriedad de quererse a uno mismo, de aceptarse tal y como es y sobretodo saber que los demás, posiblemente, no nos vean como a nosotros nos gustaría.

El humanista Abraham Maslow creó una de las teorías de la motivación de mayor relevancia académica, con la cual pretendía explicar cuáles son las necesidades que como personas intentamos cubrir. La necesidad de recibir amor fue reconocida por Maslow en cuanto que necesidad prioritaria para el desarrollo personal. Maslow se refería tanto a la necesidad de recibir amor y reconocimiento de los demás, como a la necesidad de recibir amor y reconocimiento de uno mismo. A este último tipo de amor se lo ha denominado autoestima.

La definición de autoestima es el amor que nos dirigimos a nosotros mismos y que nos dispondría a considerarnos competentes para enfrentarnos a los desafíos básicos de la vida, y a sentirnos merecedores de la felicidad. Recalcar “considerarnos competentes para enfrentarnos a los desafíos básicos de la vida” por lo que consideramos que una falta de autoestima minará nuestra confianza vital y evitaremos enfrentarnos a las tomas de decisiones importantes que nos puedan surgir en nuestro camino y por lo tanto perder oportunidades…

Confiar en nosotros mismos y en las posibilidades que tenemos nos facilita arriesgarnos, ser valientes, luchar, ser perseverantes a la hora de lograr un reto; en definitiva, nos facilita tener una actitud más activa ante la vida, buscar
oportunidades y generarnos nuestra buena suerte. La confianza nos convierte en más protagonistas de nuestra vida.

Más de uno se puede preguntar qué herramientas existen para mejorar la autoestima/confianza y a través del coaching, PNL, inteligencia emocional se puede llegar a trabajar de una manera específica para aumentar nuestro propio valor a través de:

Palabras posibilitadoras, asumir los errores, hacernos amigos de nuestro “juez interior”, la aceptación, darnos las gracias, felicitarnos por nuestros éxitos, etc… así como muchas otras.

Tal vez debamos empezar por aceptar que nuestra autoestima no es la adecuada para generar confianza en nosotros mismos y ponernos manos a la obra y una vez aceptado trabajar para creer de nuevo en nosotros mismos. Nosotros estaremos ahí para acompañaros…

“Simplemente mírate a ti mismo. No existe la posibilidad de que seas ninguna otra persona. Puedes disfrutarlo y florecer con tu amor hacia ti mismo o puedes marchitarte en tu propia condena”.
Jorge Bucay