Cada momento es único e irrepetible, no hay instantes vacíos... (El Guerrero Pacífico)

28
jun

2
Empoderamiento

COACHING PARA TI, PARA MI… ¡PARA TODOS!

Ante la pregunta: ¿Yo necesito COACHING? la respuesta se transforma en otra pregunta: ¿Piensas que lo necesitas?. Asistimos a una desinformación de qué es coaching y en qué y cómo se puede aplicar, hay personas que piensan que no lo necesitan porque “no están enfermos” (nos referimos a patologías neurólogicas) y ahí encontramos uno de los primeros puntos en los que no estamos de acuerdo ya que el coaching no es sólo para personas con graves problemas como depresiones, trastornos psicológicos y demás sino también para aquellos que quieran mejorar alguna área de su vida, ya sea personal o profesional, mejorar su comunicación con ellos mismos y con los demás, saber enfrentarse a un conflicto, aprender a gestionar sus emociones o subir/crear AUTOESTIMA.

El coaching no es magia, ni tiene la solución a todos los problemas del mundo pero ofrece herramientas, alternativas, diferentes visiones para afrontar las dificultades que pueden surgir en nuestra vida, no es dogmático (Punto esencial de una religión, una doctrina o un sistema de pensamiento que se tiene por cierto y que no puede ponerse en duda dentro de su sistema), no es la verdad absoluta ni la única herramienta o terapia que existe, no crea gregarios (Que forma parte de un grupo sin distinguirse de los demás, especialmente si carece de ideas e iniciativas propias y sigue siempre las de los demás) y por lo tanto no busca crear efecto manada (el efecto manada, también conocido como “efecto de arrastre”, “bandwagon effect” o “efecto de la moda” es la tendencia a aceptar como válidos los razonamientos o las ideas de la mayoría sin analizar si son correctas desde un punto de vista lógico) sino que utiliza pensamientos como el sistémico o científico donde se pode todo en duda por lo que la figura del COACH es de acompañante hacia los objetivos/metas de la persona acompañada (COACHEE) y remarcando que los objetivos son construidos por la persona y no por el coach.

En conclusión, el coaching es una herramienta que puede ser aplicada a todo aquel que tenga inquietudes sin tener que estar en un estado emocional grave, sumido en una depresión o al borde del caos personal sino que se utiliza con total normalidad en niños, adolescentes, padres, personas mayores y todo tipo de población susceptible de mejora con esta terapia.

Os animamos a realizar un viaje hacia vosotros mismos, a conoceros, a ser exploradores, inquietos y probar, pasar a la acción y antes de etiquetar cualquier cosa experimentar con ella y sacar vuestras propias conclusiones…

Y como recomendación de lectura que mejor que nuestro primer libro YO NO SOY UNA PERA… ¡SOY UNA PIÑA! donde es posible podáis conocer más de cerca el apasionante mundo del coaching…

“LA VIDA ES COMO PUEDE SER, COMO DEBERÍA SER, COMO NORMALMENTE PUEDE LLEGAR A SER, PERO… TAMBIÉN COMO TÚ QUIERES QUE SEA…”

Comments (2)

  • Francisco

    Me gustaría recibir info

    reply

Responder