05
Feb

0

INTELIGENCIA EMOCIONAL

Podríamos definir inteligencia emocional como al “conjunto de habilidades psicológicas que permiten apreciar y expresar de manera equilibrada nuestras propias emociones, entender las de los demás, y utilizar esta información para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento“.

Ira, miedo, rabia, alegría, tristeza, amor, sorpresa, vergüenza… son algunas de las emociones que las personas podemos sentir y que, en un momento dado, pueden hacernos perder el control, ese control del cual debemos ser conscientes que no tendremos jamás. La emoción surge de manera imprevisible, sin avisar, por lo que remarcamos que no podemos controlarlas pero sí podemos gestionarlas para que no nos afecten de manera negativa.

¿Cuántas veces, una vez pasada la emoción, nos hemos preguntado por qué me afectan las cosas de esta manera o por qué no puede controlar mis emociones para no dar una “imagen” a los demás de debilidad, de fragilidad? ¿Cuántas veces hemos pensado “me gustaría ser menos sensible y ser más frío para no sufrir tanto? Estas preguntas tienen una respuesta clara: no podemos luchar contra nuestra esencia, lo que somos, como somos, pero sí podemos “trabajarlo” para que no suframos

El primer paso es la aceptación: Debemos aceptarnos como somos para poder empezar a cambiar o modificar aquellas cosas de las cuales no reconocemos como positivas para nosotros, reconocernos para poder ser capaces de “mirarnos en el espejo” y no dudar de la persona que vemos reflejada. El auto-conocimiento es clave para empezar a plantearnos qué queremos de nosotros mismos, qué sueños/metas/objetivos queremos conseguir ya que eso nos generará confianza para poder afrontar nuevos objetivos.

Una vez trabajados estos pasos podemos plantearnos la mejora de las relaciones interpersonales sin tener miedo al rechazo ya que, tras nuestra aceptación, ya no aparecerán las dudas de “qué pensarán los demás de mi“…

Nuestro cerebro está creado para “ayudarnos” si somos capaces de entrenarlo, de hacerle ver otros puntos de vista, de cambiar el pensamiento negativo en positivo, en descubrir que los golpes de la vida tal vez sean necesarios para que reaccionemos y un buen entrenamiento en Inteligencia Emocional nos ayudará a estar preparados para cada una de las “batallas” que aparezcan en nuestra vida.

La Inteligencia Emocional nos permitirá trabajar la autoestima que es una de las capacidades menos desarrolladas por las personas, de esa falta de entrenamiento vienen los miedos, la desconfianza, el paso hacia atrás…

En nuestro curso Inteligencia Emocional podrás descubrirte, reconocerte y aceptarte, y no sólo eso sino que te enseñaremos herramientas para mejorar tu autoestima, tu motivación, mejorar tu relación contigo mismo y con los demás.

“Cualquiera puede ponerse furioso…eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta… eso no es fácil.” Aristóteles


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies